domingo, abril 17, 2005

Sobre el título...

La intención de este blog es convertirse en un punto de debate respecto a la enseñanza especialmente a nivel de secundaria y el bachillerato desde un punto de vista liberal.

Las ofensas, los insultos y los trolls no serán bienvenidos pero tampoco serán censurados. La discrepancia, el debate de ideas y la fina ironía serán bienvenidas.

Confío en que aportaréis enlaces en Internet, especialmente me interesa conocer otros sistemas educativos, anécdotas, fragmentos de libros de texto etc, para hacer más grande y útil este blog. Espero con vuestras aportaciones aprender un poco más. Una auténtica reforma liberal de la enseñanza sólo será posible con una gran labor de divulgación de las ideas liberales para que el clima de opinión sea favorable.

Me imagino que la primera pregunta que os haréis es por qué el autor ha elegido un título tan enrevesado para este blog. Si lo he hecho no es por simple pedantería sino especialmente para llamar un poco la atención sobre cuáles son los principales problemas que existen hoy en el mundo educativo: la falta de libertad la denominada gestión democrática de los centros escolares públicos y la falta de perspectiva histórica con que se realizan las excesivas regulaciones paternalistas del Estado o las CCAA en materia educativa que impiden una enseñanza con carácter formativo, innovadora y capaz de adaptarse a las necesidades laborales o a criterios meritocráticos para que nuestros jóvenes desarrollen al máximo sus capacidades.

La palabra paidocracia es una contracción de la palabra paideia y democracia. Los griegos denotaban con la palabra paideia la capacidad de comunicación activa para unos y de recepción también dinámica y activa por parte de otros. Los blogs nos ofrecen hoy en día esta posibilidad ampliamente. La palabra paideia también significaba niño en griego.

La Democracia es sin duda una de las grandes aportaciones que nos legó la civilización griega. Desde la Transición ha existido la intención por determinados grupos de presión que los centros escolares sean lugares de formación en valores democráticos. La escuela y los institutos tendrían que dar ejemplo y también tener un modelo de gestión democrática. Este experimento se ha demostrado falaz y oportunista. La gestión y formación en valores democráticos ha sido aprovechada para que se conculquen derechos individuales de alumnos, padres y profesores. El sistema educativo se ha ido progresivamente deteriorando a pesar de contar con excelentes profesionales y centros. Se trata de un pacto encubierto entre dos modelos: el uno socialista, ligado a la educación pública y el otro conservador ligado a la educación concertada como muy bien comentaba hace poco Santiago Navajas. La injerencia estatal y autonómica ha tenido como resultados una burocracia ascendente, una homogenización en la mediocridad y el reparto de títulos académicos cada vez más devaluados e inútiles. Se ha perdido por completo, si alguna vez la hubo, una tradición en la práctica de evaluación objetiva del alumno, del centro y del profesorado

Los supuestos beneficios sociales del derecho de escolarización se encuentran muchas veces reñidos con la falta de libertad de parte de los alumnos, padres y profesores. La LOGSE se habla de una educación en valores que ha tenido sin embargo como corolario el aumento de la indisciplina en las aulas. Justo cuando el fortalecimiento de la autoridad de los profesores es uno de los aspectos que más se está trabajando en otros países europeos. Otro capítulo aparte de esta democratización de la enseñanza es el de profesores que en vez de transmitir los conocimientos básicos actualizados se dedican a adoctrinar a los jóvenes sin que los padres ni los alumnos puedan decir nada al respecto. Un ejemplo de esta pedagogía de lo fútil es la del profesor que enseñaba Historia realizando búsquedas con el motor de búsqueda Google como salió publicado recientemente en el periódico El País.

El sistema es adanista porque pretende inaugurar la historia con cada reforma educativa y se cree que más leyes significan más derechos y igualdad de oportunidades. La excesiva injerencia estatal ha sobrecargado el trabajo de los profesores y ha descargado de responsabilidad a los padres que afrontan los problemas educativos de sus hijos muchas veces demasiado tarde. Cuando los padre quieren actuar ya hay poco que hacer y los hijos tienen otros intereses. En realidad se hace caso omiso a la experiencia acumulada durante años por profesores, alumnos y padres. La enseñanza empezó en Grecia y no con la LOGSE, como pretenden nuestros sectarios pedagogos. Los pedagogos han pretendido eliminar del diccionario palabras y conceptos básicos como nivel, competencia, eficiencia, eficacia, esfuerzo, incentivos, superación personal, excelencia productividad, etc.o incluso el deseo de saber y de ayudar a los demás por el de solidaridad obligatoria por decreto.
La adaptación a los cambios de la sociedad es más difícil en el actual sistema que además ha perdido como puntos de referencia la transmisión de conocimientos actualizados y una necesaria disciplina para poder impartirlos.

Es obvio que la enseñanza debe sufrir un aggiornamento en lo referido a los nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Las nuevas tecnologías constituyen una herramienta pero nunca un fin en si mismo como algunos adanistas pedagogos publicitan. La actualización en las denominadas TIC también es difícil de llevar a cabo en un sistema estatalizado, funcionarial, apoltronado y burocratizado con pocos incentivos, donde la iniciativa privada está vinculada casi siempre sólo a la Iglesia Católica.


Quisiera terminar con el tema de la religión utilizado como arma arrojadiza entre los partidos liberticidas de siniestra y diestra mano. La situación actual no es la del nacionalcatolicismo del regimen franquista. Creo que sólo los árboles que no dejan ver el bosque de los problemas de falta de calidad, excelencia y disciplina de nuestros centros escolares. El tema de la religión ha sido utilizado como moneda de cambio para el consenso partitocrático en educación, la pervivencia del modelo conservador y socialista y su perpetuación hasta llegar a nuestros días. La intromisión estatal es tal que Pedro Schwartz recordaba en un artículo el año pasado que ni siquiera iniciativas que en el pasado estuvieron vinculadas a la izquierda como la Institución Libre de Enseñanza serían hoy posibles. Paradójicamente sólo serían posibles porque serían impuestas por el adanista de turno.

También quiero en este primer post recordar a todos los maestros y maestras en mayúsculas que se dedican a realizar su labor de manera más profesional posible a pesar de todas las dificultades anteriormente mencionadas tanto en centros públicos, concertados o privados. A los padres y madres que educan diariamente a sus hijos. A los alumnos y alumnas que desean aprender
y ayudar a sus compañeros a pesar de todos los problemas mencionados anteriormente. Ellos son la esperanza de otro "sistema" educativo. Liberal por supuesto. Las familias podrían elegir voluntariamente el modelo de centro escolar conservador o socialista predominante en la actualidad sólo como posibilidad y no obligatoriamente. La competencia obligaría a estos centros a un proceso de reconversión para no perder clientela.



Comments:
muy interesante...
 
El sistema educativo es uno de las más significativos espejos donde ver reflejados los paradigmas y las relaciones entre actores sociales de cada sociedad. Y el espectáculo (y remarco la palabra) de la política educativa (¿o hay que invertir los términos?) de 25 años de democracia dice muy mucho de la calidad de ésta.

Enorme tarea y colosales contrincantes de ha buscado este blog. ¡Que Eolo -y el entero resto del Olimpo- le favorezca!
 
Ánimo. Son muy pocos los blogs que tratan temas educativos, y menos desde un punto de vista liberal.
 
Estoy de acuerdo en todo, aunque hubiera rematado diciendo que el problema de la religión, como el de la lengua de enseñanza, los temarios, horarios y muchos otros problemas que la educación estatal regulada por el Estado ha elevado a problemas politicos, en un mercado educativo libre se hubieran resuelto sin conflictos con el simple ajuste de oferta y demanda.

Pero es que el mercado no da de comer a los cantamañanas, a los manipuladores y a los demagogos. Ese es el gran problema del mercado
 
Enhorabuena por el blog. Siempre he considerado la educación como un elemento esencial para el futuro de un país. Y aunque no soy un enterado del tema ni, probablemente, esté de acuerdo con todo lo que dices observo un alto nivel de análisis que me incita a leerlo y reflexionar. Un saludo.
 
No soy liberal, pero me ha gustado la presentación (aunque no las conclusiones evidentemente). Voy a seguir tu blog porque creo que entre todos, pensemos como pensemos, debemos llegar alguna vez a un acuerdo nacional sobre el sistema educativo. No es de recibo hacer una nueva ley a cada vez que un nuevo partido llega al Gobierno. No soy maestro ni profesor. Sólo estoy preocupado por el futuro de nuestros hijos que son el futuro del país. Tengo dos hijos que están en la Universidad, y francamente me da la sensación a veces que los profesores del instituto estaban mejor preparados que ellos.
 
Gracias en primer lugar en la acogida.
Rafa: La tarea desde luego es descomunal pero mi intención es sólo poner un grano de arena. No soy ningún experto y espero aprender con la experiencia, como también los potenciales lectores. He elegido poner todos los actores educativos para que se entienda que el tríángulo fundamental es profesor-alumnos-padres. El resto de actores educativos son repeticiones de los anteriores. Y lobbyes que en nadan contribuyen hacia un sistema eduactivo más liberal, competitivo y fde mayor calidad.
Memetic Warrior:
Estoy de acuerdo con tus conclusiones. Me ha costado mucho escribir este primer post y tampoco quería que fuera muy denso para no abarcar todos los temas. Para llegar a lo que tu planteas el proceso de comunicación y divulgación del liberalismo ha de ser muy amplio. De momento esto no es así.Algún blogger de liberalismo.org ha enlazado a estudios muy interesantes
sobre el cheque escolar en la India.
Gracias Ramalc por el apoyo.
Vicente también te agradezco que escribas a pesar de no definirte liberal. Es fundamental encontrar puntos en común por lo menos en el diagnóstico. Desgraciadamente no todos los padres profesores ven que el sistema educativo o la Universidad estén tan mal. Hay honrosas excepciones claro está. Un punto básico a favor de liberalizar la educación al máximo es la existencia de centros que funcionan mejor y otros peor. ¿Por qué será, nos debemos preguntar? ¿Qué centros se gestionan mejor?
Sobre lo del consenso entre partidos políticos soy escéptico. Álvaro Marchesi, presidente de la Fundación Idea y Secretario de Estado de Educación dijo que un consenso con el PP sería dificil pero no en cambio con los agentes sociales. Algunos de los agentes sociales están a la derecha y cada uno cojea de un pie. Creo que el consenso se debería construir con los padres, no con agentes sociales.
 
Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?